A fin de facilitar el tráfico mercantil, las Cámaras de Comercio supervisan, sellan y compulsan documentación comercial así como las gestiones necesarias ante consulados, ministerios y agencias gubernamentales, etc. En ocasiones este trámite burocrático pero fundamental se convierte en un grave problema por falta de tiempo o por la complejidad que supone en algunos casos.

La solución de las Cámaras de Comercio es un servicio total en la gestión del mismo y que además con lleva el asesoramiento sobre la mejor opción.