Jornada de oportunidades de negocio en Mauritania, un país con recursos y altas tasas de crecimiento económico


Oro, petróleo, gas y hierro son algunas de las riquezas con las que cuenta Mauritania y que están ayudando a transformar al país africano. Con el objeto de explicar la situación real que se vive en el vecino estado, el embajador de España en Mauritania, Jesús Ignacio Santos Aguado, ofrecerá una charla en la que comentará las oportunidades de negocio que pueden encontrar las empresas canarias. Esta jornada está organizada por el Área de Acción Exterior del Cabildo de Tenerife y la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y es de libre acceso a empresas y profesionales interesados en ampliar sus conocimientos sobre esta nación. La ponencia tendrá en la sede de la Institución cameral el viernes 20 de julio a las 11:00 horas.  



Mauritania espera crecer este año un 3,2%, frente al 3,8% que mejoró en 2017. El aumento del PIB está apoyándose en la recuperación de los precios de las principales materias primas, a lo que hay que sumar también las exportaciones continuas de pescado, tanto a Canarias, como a otros países de la Unión Europea. Esta actividad se traduce en una mejoría de las condiciones de vida en el país, que lleva a que la construcción este viviendo un momento de bonanza. Asimismo, el Gobierno mauritano está tratando de impulsar nuevas áreas de producción en la industria manufacturera y en la agricultura. Sin embargo, hoy por hoy, el vecino país necesita importar buena parte de lo que consume y Canarias se ha convertido en uno de sus principales suministradores gracias a las comunicaciones aéreas existentes entre ambos territorios. 



A esto hay que sumar el respaldo internacional con que cuenta Mauritania, que está recibiendo fondos de organismos internacionales como la Comisión Europea, el Banco Africano de Desarrollo o el Banco Mundial para la mejora de las condiciones de vida. A pesar de que cuenta con una superficie mayor que la de España, Mauritania es un país desértico, donde la población de apenas 3,5 millones de personas está concentrada en dos ciudades. Esto hace que Mauritania tenga una de las tasas más altas de urbanización de África, pero en las que al mismo tiempo es necesario mejorar los servicios públicos en las ciudades, que es una de las prioridades en las que trabaja el Banco Mundial, para lo que han destinado 65 millones de dólares.


El Cabildo de Tenerife considera a Mauritania como a uno de los vecinos de referencia del Archipiélago en el continente africano, con el que mantiene diversos acuerdos de cooperación, entre los que destaca el proyecto Diomedea para el desarrollo del ecoturismo en espacios naturales.


Si quiere participar en este encuentro, rellene el siguiente formulario.