La Cámara valora la creación de empleo en Canarias, pero llama a la prudencia y el consenso ante cualquier reforma laboral y fiscal


Canarias cerró el año 2016 con 229.233 desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, lo que supone un descenso anual de 18.296 personas, un 7,4 por ciento menos. Se trata de la mayor bajada anual, en un mes de diciembre, de los últimos 4 años, sumando ya 41 meses de descensos interanuales consecutivos en el número de parados y la cifra más baja desde febrero de 2009, que no se alcanzaban desde principio de 2009, según destaca el informe del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife

 

La directora general de la Cámara, Lola Pérez, apunta a que “las decisiones que se tomen sobre la regulación del mercado laboral y las medidas fiscales serán determinantes porque tendrán un impacto en la empresa y en la generación de empleo”. Por lo que, señala que es “imprescindible realizar una evaluación prudente de la normativa laboral y fiscal para reformarla en un clima de acuerdo y configurar entre todos un marco que estimule la inversión y la contratación”


 

 

A su juicio “hay que mejorar la eficacia de las políticas activas de empleo que “deben orientarse aún más a ajustar los perfiles profesionales, en competencias y habilidades, a lo que demandan las empresas para incrementar sus posibilidades de inserción en el mercado de trabajo y a aumentar el grado de cobertura de los desempleados de larga duración”. Indica que también es “necesario seguir generando un clima de confianza que permita incrementar la actividad económica del conjunto de sectores productivos”

 

Canarias cerró el año 2016 con 229.233 desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, lo que supone un descenso anual de 18.296 personas, un 7,4 por ciento menos. Se trata de la mayor bajada anual, en un mes de diciembre, de los últimos 4 años, sumando ya 41 meses de descensos interanuales consecutivos en el número de parados y la cifra más baja desde febrero de 2009, que no se alcanzaban desde principio de 2009, según destaca el informe del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

 

Respecto al pasado mes de diciembre, el número de desempleados en el Archipiélago Canario bajó en 5.541 personas en relación con el mes anterior, cifra que supone un descenso del 2,4%. Por sectores de actividad, el paro bajó en 4.142 personas en el sector servicios, en 119 en la industria, en 59 en la agricultura y la ganadería y en 1.643 en el colectivo de demandantes de empleo sin ocupación anterior; sin embargo, subió en 422 personas en la construcción.

 

Mejorar políticas activas de empleo

Para la directora general de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife de la evolución del mercado laboral en Canarias es positiva tanto desde el punto de vista del descenso del paro como desde las nuevas contrataciones. Sin embargo, reitera que es necesario dar una respuesta a las más 229.233 personas sin trabajo que registran las Islas.

 

A su juicio “hay que mejorar la eficacia de las políticas activas de empleo que “deben orientarse aún más a ajustar los perfiles profesionales, en competencias y habilidades, a lo que demandan las empresas” para incrementar sus posibilidades de inserción en el mercado de trabajo y a aumentar el grado de cobertura de los desempleados de larga duración. Indica que también es “necesario seguir generando un clima de confianza que permita incrementar la actividad económica del conjunto de sectores productivos”.

 

Prudencia y consenso

A este respecto, Lola Pérez apunta a que “las decisiones que se tomen sobre la regulación del mercado laboral y las medidas fiscales serán determinantes porque tendrán un impacto en la empresa y en la generación de empleo”. Por lo que, señala que es “imprescindible realizar una evaluación prudente de la normativa laboral y fiscal para reformarla en un clima de acuerdo y configurar entre todos un marco que estimule la inversión y la contratación”.

 

Por otra parte, la directora general de la Cámara  indica que hay tres factores que están influyendo decisivamente a la creación de empleo en las Islas como son el efecto de arrastre que está teniendo la actividad turística, que no deja de batir record en la entrada de visitantes, la recuperación del consumo que está vigorizando al sector comercial y el incremento de la inversión pública, que favorece el despegue del sector de la construcción, aunque los datos del mes de diciembre señalen un enfriamiento en su mercado laboral.  

 

En este sentido, confía en que “la evolución del mercado laboral sea sostenible y que con la políticas económicas adecuadas se genere un marco de confianza que permita a los empresarios seguir apostando por ampliar sus plantillas y a los emprendedores poner en marcha sus propios negocios”.  Añade que, “hay que aprovechar los signos de recuperación para ir definiendo un modelo económico más productivo y competitivo que nos haga ser menos vulnerables ante cualquier situación adversa”.