Canarias registra 5 años consecutivos de caídas en su número de parados y de aumentos en sus afiliados.


El año 2017 ha dejado en la Comunidad Autónoma de Canarias 13.146 parados menos, lo que supone un descenso anual del 5,7%, hasta situar la cifra total en los 216.087 desempleados de los que 120.595 son mujeres y 95.492 hombres.

 

La media mensual de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se sitúa en diciembre en 786.492 personas, lo que supone un aumento mensual en la afiliación de 2.553 trabajadores (0,3%) y un incremento de 31.281 afiliados en el Archipiélago respecto a diciembre de 2016, que se cuantifica en una tasa anual del 4,1%.


 Santiago Sesé, cree que “es necesario seguir estimulando el crecimiento en todos los sectores productivos a través de la inversión privada y pública”, además de, “apostar por políticas activas de empleo que favorezcan la inserción laboral de nuestra población más joven y la incorporación de la mujer al mundo del trabajo”.

 


La campaña navideña ha vuelto a traer buenas noticias al mercado laboral de las islas que ha visto reducir en 3.611 el número de parados inscritos en las oficinas de empleo público, además de ver incrementada la afiliación media a la seguridad social en 2.553 personas durante el mes de diciembre. 

 

En el cómputo anual los datos también fueron positivos, al retroceder los parados en 13.146 personas y aumentar los afiliados en 31.281 hasta situar el cómputo total a finales de 2017 en los 216.087 parados inscritos en las oficinas de empleo público y en 786.492 los afiliados medios a la seguridad social. Con estas cifras Canarias registra 5 años consecutivos de descenso en el número de parados y de aumento en su número de afiliados, situándose en niveles de comienzos de 2009 y de 2008, respectivamente.  

 

Aunque los resultados obtenidos en 2017 no superan los registros alcanzados en el año 2016, en el que el número de parados se redujo en 18.296 personas y el de afiliados aumentaba en 40.135, para la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife los avances siguen mostrando una importante fortaleza del mercado de trabajo que será necesario consolidar a lo largo de este año.  Para ello, el presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, cree que “es necesario seguir estimulando el crecimiento en todos los sectores productivos a través de la inversión privada y pública” Una inversión pública que según apunta el presidente cameral “ha estado paralizada durante los años de crisis y ahora que se comienza a reactivar en los presupuestos públicos para 2018, permitirá generar efectos multiplicadores en la economía y el empleo de las islas, por lo que la misma deberá activarse cuanto antes y no esperar hasta cierre de ejercicio para ejecutar el presupuesto previsto para su desarrollo”.

 

A este respecto, desde los servicios de estudios de la institución cameral se ha puesto en valor el hecho de que todos los sectores de la economía estén siendo capaces de reducir su cifra de parados, diversificando con ello las posibilidades de ir eliminando la bolsa de desempleados con más dificultades de encontrar un puesto de trabajo, debido a que las opciones laborales que les brindaba su formación o cualificación no se habían activado hasta el momento. Así, durante el año 2017 el número de parados en el sector agrícola se redujo en 509 personas, en la industria en 874, en la construcción en 4.539 y en los servicios con 7.237 desempleados menos en el último año. Además, el número de personas sin empleo anterior ha permanecido estable (0,1%), frente al aumento del 17% registrado en el año 2016.

 

Asimismo, se destaca el hecho de que durante el último año el número de parados haya retrocedido tanto entre los menores de 25 años (1,8%), como entre los mayores de esta edad (-6%), así como entre el colectivo de hombres (-9,1%) y en el de mujeres (-2,9%). Datos positivos que, a juicio del presidente de la institución cameral, “ponen de manifiesto intensidades diferentes en los ritmos de mejora advirtiendo con ello que hay que seguir apostando por políticas activas de empleo que favorezcan la inserción laboral de nuestra población más joven y la incorporación de la mujer al mundo del trabajo”. De hecho, de los 216.087 parados inscritos en las oficinas de empleo público de las islas, 120.595 son mujeres frente a 95.492 hombres.

 

Comparativa nacional

 

Todas las regiones españolas experimentan descensos anuales en su número de parados. La disminución más acusada se produce en Melilla (-14,9%) y la menor en Ceuta (-4,9%). Canarias, con un -5,7%, es la tercera región con menor descenso del desempleo.

 

En sentido positivo también se ha comportado la afiliación en el conjunto de las regiones españolas. El crecimiento más elevado se produce en Melilla (4,6%), seguido de las Islas Baleares y Castilla-La Mancha (4,5%) y Canarias (4,1%). El menor se ha registrado en Asturias (1,8%), seguido del País Vasco (2%).

 

Véase detalle del informe en la Web  http://estudios.camaratenerife.com/