Los hoteles canarios inician 2018 con máximos históricos de ocupación


La cifra total de ocupados en los hoteles de las islas alcanzaba en marzo los 47.400 empleos directos, el mayor registro desde que en el año 1999 el Instituto Nacional de Estadística iniciara la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos.

 

El presidente de la Cámara de Comercio afirma que “los hoteleros de las islas están creando empleo a un ritmo similar al que crecen los viajeros que se alojan en sus hoteles para mantener un modelo de excelencia que les permita fidelizar al cliente, mejorar su competitividad y dar estabilidad a la actividad y al empleo que generan”.

 

El incremento del empleo por parte del sector hotelero también pone de manifiesto dificultades para encontrar personal cualificado, evidenciando con ello deficiencias estructurales en el mercado de trabajo de las islas que habrá que corregir.

 

 El 85,2% de las empresas de transporte y hostelería estima que mantendrá (77,1%) o aumentará (8,1%) sus plantillas en los próximos meses.

 

El gasto medio diario por turista avanza un 4,5% anual durante los primeros tres meses del año situándose en los 139€/persona/día en marzo.




Las cifras lo siguen poniendo de manifiesto. El sector hotelero de las islas no ha parado de crear empleo de forma consecutiva desde mediados del año 2012 y, aunque el ritmo de crecimiento se ha moderado respecto a los niveles alcanzados hace unos años, este continuó aumentando a una tasa anual del 3,4% durante el primer trimestre de 2018. Veintidós trimestres consecutivos de avances que sitúan la cifra total en el mes de marzo en los 47.400 empleos directos, el mayor registro desde que en el año 1999 el Instituto Nacional de Estadística iniciara la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos.   



Un ritmo de generación de empleo que va en sintonía con el crecimiento de los viajeros alojados en los hoteles canarios, contabilizados por el INE, los cuales aumentaron durante el primer trimestre del año un 4,1% respecto a los de hace un año, tanto por avance de los viajeros residentes en el extranjero (2,3%), como por el de los residentes en España (15,7%). Más turistas que, sin embargo, redujeron su estancia media en el trimestre, ya que esta fue un 4,4% inferior a la del primer trimestre de 2017, al igual que el número de pernoctaciones que descendió un 0,7% en el mismo periodo.

 

Unos resultados que, para el presidente de la institución cameral, Santiago Sesé, vienen a refrendar que “el subsector alojativo de las islas sí que está generando empleo para dar una respuesta no solo cuantitativa, sino cualitativa al incremento de la demanda, sustentada en una mayor y mejor atención a los clientes que recibe”. “Un modelo de excelencia que le permita fidelizar al cliente y mejorar su competitividad, además de dar estabilidad a la actividad y al empleo que genera”.

 

Sin embargo, el incremento de la demanda de empleo por parte del sector hotelero también está evidenciando algunas de las deficiencias estructurales de nuestro mercado de trabajo, las cuales se ponen de manifiesto en las dificultades que están teniendo los empresarios hoteleros para encontrar personal cualificado  a la hora de cubrir determinados puestos de trabajo.

 

Para Sesé, “solventar estas carencias formativas en conocimientos y en competencias, es uno de los grandes retos competitivos que tiene el sector, en particular, y la sociedad canaria, en general”. En este sentido continúa afirmando que, “en Canarias los hoteleros tenemos que apostar por una formación continua que mejore la cualificación de nuestro personal, pero, además, nuestro sistema educativo y nuestras políticas activas de empleo han de promover una oferta formativa cualificada, adecuada a las necesidades del sector, que sea atractiva y valorada por toda la sociedad para poder atraer el talento y la profesionalidad de la población canaria, en lugar de importar mano de obra foránea, como está sucediendo en muchas ocasiones en la actualidad”.

 

Pero, además, apunta Sesé “dada la imbricación de la actividad turística en muchas de las actividades económicas de las islas como los transportes, el comercio, las actividades de ocio o la restauración, es necesario abordar de manera integral la formación de los miles de profesionales que ofrecen sus bienes y servicios a los millones de turistas que nos visitan cada año y que son los que mejor avalan la calidad de nuestro destino frente a otros muchos competidores que tenemos en el mundo”. “Una mayor cualificación de nuestros profesionales que redundará a favor de su estabilidad y calidad laboral”.

 

Si al empleo generado por las empresas alojativas le sumamos el generado por el subsector de la restauración (bares, cafeterías y restaurantes) también se aprecian incrementos en el número de puestos de trabajo generados, tal y como lo ponen de manifiesto el incremento del 3,6% de los afiliados a la seguridad social en la actividad de hostelería en su media trimestral respecto al año anterior o la evolución del paro registrado en hostelería que continuó su tendencia de descenso cayendo en el primer trimestre un 2,2% respecto al mismo período del año 2017.

 

Un número de contrataciones que se mantendrán durante los próximos meses, según se pone de manifiesto en la última encuesta de confianza empresarial en la que un 77,1% de las empresas estima que mantendrá e incluso que lo podría aumentar (8,1%) sus plantillas en los próximos meses.

 

El año 2018 se inicia con un aumento del 1,7% del turismo extranjero con 3.724.275 de visitantes y un aumento del gasto turístico del 4,5%.

 

Según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera realizada por el INE, el número de turistas extranjeros entrados en el Archipiélago durante el primer trimestre de 2018 asciende a 3.724.275, cifra que supone un incremento del 1,7% respecto al mismo trimestre de 2017. Este crecimiento anual fue inferior al registrado a nivel nacional, que se cifró en el 6%. Los datos de AENA publicados por la Consejería de Turismo también ponen de manifiesto un incremento interanual de la entrada de turistas extranjeros (2%).

 


Del mismo modo, durante el primer trimestre del año, 1.609.330 turistas llegaron a las Islas en compañías aéreas de bajo coste (CBC), lo que supuso un importante incremento anual del 10,9%, mientras que los usuarios de compañías aéreas tradicionales registraron un descenso anual, durante el mismo trimestre del 3,9%.

 

Pero lo más significativo no es solo resaltar que prosigue el aumento en el número de turistas, lo más importante es que aumenta el gasto turístico total en el primer trimestre un 3,5% anual, no por solo por el mayor número de turistas, sino también porque crece el gasto medio diario por turista el cual avanza un 4,5% anual durante los primeros tres meses del año situándose en los 139€/persona/día en marzo.

 

El mayor volumen de turistas y el aumento del gasto se notó en los resultados alcanzados por las empresas de transporte y hotelerías de las islas tal y como afirmaron el 37% de los empresarios que afirmaron haber mejorado su actividad durante los tres primeros meses del año y el 52% que los mantuvo estables frente a tan solo un 12% que apuntó retrocesos. Las previsiones para el segundo trimestre, tras la Semana Santa y a la espera del verano, señalan un aumento de la estabilidad hasta el 59%, una moderación de las respuestas favorables hasta 23% y un leve aumento de las respuestas desfavorables (18%) debido a la menor actividad turística propia de esta época del año.