Las bodegas de la Denominación de Origen de La Orotava se preparan para exportar sus vinos al exterior. Estados Unidos se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los bodegueros tinerfeños, con unas ventas que rozaron el millón de euros el año pasado. China, es otro de los mercados emergentes para el vino español, donde las importaciones aumentaron un 13% en los últimos cinco años. Precisamente, con el objetivo de ayudar a los productores de la Isla a comercializar sus productos, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valle de La Orotava, el Ayuntamiento de Los Realejos y Cajamar, que financió la actividad, se impartió un seminario titulado “Venta Internacional de Vino”.

El director de Comercio Exterior de la Cámara, Pedro Machado, explicó cómo encontrar a importadores y distribuidores en mercados exteriores, así como los requisitos formales que deben acompañar la mercancía. Gina Hernández, técnico del programa Canarias Internacionaliza expuso el plan de ayudas que pueden solicitar las empresas que quieran vender fuera de España, dentro de la campaña que tiene por título “Haremos el mundo más canario”. Por su parte, el director de la oficina de Cajamar en La Orotava, Antonio Silva, recordó que la entidad colabora adelantando los fondos de aquellos proyectos que tengan una resolución de subvención favorable.

La Institución cameral y Cajamar han llevado a cabo este año un plan de mejora de la comercialización vinícola, en el que han participado cuatro de las denominaciones de origen de Tenerife (La Orotava, Tacoronte Acentejo, Güímar y Abona), así como la de La Palma. Este plan consistió en la realización de varias jornadas para informar a aquellas bodegas interesadas en vender fuera del Archipiélago.