Canarias ha experimentado un incremento de 53.237 parados desde que comenzara la crisis del COVID-19 y un descenso de 59.426 afiliados medios, sin contar las personas acogidas a los ERTES .  Sesé cree que hay que seguir trabajando para alcanzar una prórroga de los ERTES, al menos hasta el 31 de diciembre de este año, y para conseguir bonificaciones transitorias de las cuotas de seguridad social de trabajadores dependientes y autónomos, al amparo de nuestro REF y nuestra condición de región ultraperiférica que se ha acentuado, más si cabe, por la pérdida de conectividad. Canarias finaliza el mes de mayo con 6.093 parados más y 631 afiliados medios menos que abril, situando las cifras totales en los 261.074 parados registrados y 758.715 afiliados medios a la Seguridad Social.  Por actividad económica se observa como los mayores incrementos del paro se producen en el comercio minorista con 1.450 parados más que en abril, la hostelería con 1.390 y las actividades administrativas y auxiliares con 1.060. La construcción es el único sector que ve reducir su cifra de parados (-908).

La crisis sanitaria continuó sintiéndose en el mercado laboral de las islas que vio reducir su cifra de afiliados medios a la Seguridad Social y aumentar su número de parados inscritos en las oficinas de empleo público durante el pasado mes de mayo, si bien es verdad que con mucha menos intensidad que durante el mes de abril. Así, en el mes de mayo las Islas experimentaron un incremento en su número de desempleados de 6.093 personas (2,4%) y un retroceso en la afiliación media a la seguridad social de 631 trabajadores (-0,1%), en la que no se están contabilizando las personas acogidas a un ERTE. Variaciones más negativas que las experimentadas para el conjunto de España que fueron del 0,7%, atendiendo a la evolución del paro registrado y de mejora en la afiliación con un crecimiento mensual del 0,5%. De este modo el mes se cierra con 261.074 parados y 758.715 afiliados medios a la seguridad social, 55.033 parados más (26,7%) y 50.929 afiliados menos (-6,3%) que los existentes en mayo de 2019. Hasta el momento, la crisis sanitaria ha provocado a partir de marzo un incremento en el número de desempleados en más de 53.200 personas (+53.237 parados registrados) y un descenso de la afiliación media de más de 59.400 (59.426 afiliados medios). Cifras preocupantes, pero hasta cierto punto lógicas, por el frenazo  en seco que ha experimentado la actividad, limitada o anulada por las decisiones de restricción de movilidad, confinamiento y cese de gran parte de la actividad productiva, que se han tenido que adoptar para frenar la expansión del virus.

“Por eso ahora toca, recuperar la economía de forma progresiva y segura, para que este impacto sea lo más transitorio posible”, afirma Sesé. “Una recuperación que está condiciona por cómo vaya evolucionando la pandemia en España y los principales países emisores de turistas al archipiélago, pero que también dependerá de las medidas de reactivación que podamos ir adoptando hasta que la situación sanitaria y económica se vaya normalizando”. En este sentido, el presidente cameral insiste en la importancia de activar cuanto antes en recientemente firmado Pacto para la reactivación social y económica de Canarias, un documento de compromiso político, económico y social que debe abordar de forma urgente un ambicioso Plan con medidas concretas y con una ficha financiera extraordinaria- con el respaldo de fondos nacionales y europeos- a los propios presupuestos de la Comunidad Autónoma. “ Un Plan que desde el ámbito laboral debería alcanzar la prórroga de los ERTES, al menos hasta finales de año, en tanto en cuanto se vaya recuperando la actividad, y que debe reivindicar en el marco de nuestro REF y bajo el amparo de nuestra condición de región ultraperiférica, bonificaciones transitorias de las cuotas de la seguridad social de trabajadores dependientes y autónomos, con las que facilitar a las empresas el paso de sus trabajadores acogidos a ERTES a las plantillas, dado que los ingresos no se van a recuperar con la misma intensidad que los gastos en las empresas canarias, las más afectadas de todo el territorio nacional por el impacto de la crisis sanitara”, concluye Sesé.

Construcción, único sector que vio reducir su número de parados en mayo Del conjunto de sectores productivos fue la construcción el único sector que consiguió reducir su número de parados durante el mes de mayo con 908 desempleados menos que en abril. Por el contrario, el resto de los sectores incrementaron su cifra con 220 desempleados más en agricultura, 139 en industria y especialmente los servicios con 5.905 parados más en tan solo un mes. El colectivo “sin empleo anterior” también experimentó un crecimiento de 737 parados. Por ramas de actividad la mayor subida de parados la registra el "Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas" con 1.450 parados más, seguido de la “Hostelería” con 1.390 y las “Actividades administrativas y de servicios auxiliares” con 1.064 parados más. 

El resto de las actividades experimentan incrementos por debajo de las 1.000 personas. los únicos descensos del desempleo se produjeron en las ramas de "Construcción", con 908 parados menos y "Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales" y "Suministro de agua, actividades de saneamiento gestión de residuos y descontaminación" con 2 desempleados menos, cada una. En tasa de variación interanual todos los sectores acusan crecimientos y tan solo registra un retroceso el colectivo sin empleo anterior con -0,6% y 102 parados menos que en mayo de 2019. El sector que lidera la subida anual es el de servicios  con 46.796 parados más que hace un año, seguido de la construcción con 5.656, la industria con 2.180 y la agricultura con 503 parados más. Los autónomos retroceden en mayor número que los trabajadores dependientes durante el mes mayo La media de afiliados al régimen general disminuyó en 267 trabajadores (-0,04%) en el mes y la tasa anual bajó un 7,5%.

Por su parte, los trabajadores autónomos también experimentaron una disminución mensual del 0,04% (-404 empleados) y del 0,3% anual. El régimen agrario baja un 1,8% en el mes y un 2,7% en el año. El régimen del mar aumenta su afiliación un 0,4% sobre el mes anterior y la tasa anual se cifra en el 5,3%. El sistema especial de empleados del hogar disminuye un 1% en el mes y un 7,2% anualmente. Atendiendo al comportamiento provincial, Santa Cruz de Tenerife registra una evolución mensual positiva con 310 trabajadores más hasta un total de 358.127. En Las Palmas el número de afiliaciones se sitúa en mayo en 400.589, debido al descenso de 941 trabajadores registrado el último mes. Las tasas de variación anual reflejan un descenso del 6,3% en ambas provincias. En términos absolutos existen 24.026 trabajadores menos que hace un año en Santa Cruz de Tenerife y 26.903 menos en Las Palmas.