INFORME SECTORIAL INDUSTRIA III TRIMESTRE 2021- CANARIAS

La Cámara constata un aumento en la producción industrial durante el tercer trimestre del año y una mejora en el número de empresas y de empleos.

  • La producción industrial en Canarias aumenta un 5,6% anual en el tercer trimestre y la nacional un 1,8%.

 

  • Al finalizar septiembre existían 516 afiliados más a la Seguridad Social en industria y 1.354 parados registrados menos que hace un año.

 

  • Los precios industriales registran un nuevo incremento histórico del 39,6%, arrastrados por la energía (77,5%).

 

  • La confianza de los empresarios comienza a estabilizarse tras los mayores impulsos de trimestres anteriores.


[AUDIO] Declaraciones de la Directora General de la Cámara, Lola Pérez.

 

Santa Cruz de Tenerife, 15 de septiembre de 2021. – Por segundo trimestre consecutivo la industria canaria consigue incrementar su producción respecto a los registros alcanzados un año antes, lo que se ha traducido en más empleo y menos paro en uno de los sectores que mayor cualificación y estabilidad aporta al mercado de trabajo de las islas. Esta es la principal conclusión que se extrae del último boletín de coyuntura sectorial que elabora el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife periódicamente y que en esta ocasión se corresponde con el tercer trimestre de 2021.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, “se trata de buenas noticias con las que ir dibujando un escenario diferente para el sector si lo comparamos con la perdida de actividad, de empresas y de empleos acaecidos por el impacto de la pandemia”. Sin embargo, apunta Sesé, han aparecido nuevas circunstancias que vuelven a poner el riesgo la recuperación, entre los que cabría destacar el espectacular incremento del coste de la energía o los problemas de suministro que se están produciendo, tanto por la falta de oferta de algunos componentes, como por los problemas de logística que se están produciendo a nivel internacional, en tanto en cuanto no se produzca un reequilibrio de los desajustes provocados por la pandemia”.

Nuevos desafíos para los que habrá que buscar soluciones y adoptar las medidas que sean necesarias y evitar poner en riesgo a uno de los sectores más importantes para la diversificación de la economía canaria. “Habrá que planificar con anticipación suficiente, evitando, en la medida que sea posible, romper la cadena de producción de nuestras industrias por falta de suministros y, por otro lado, habrá que compensar de alguna manera a las empresas por los sobrecostes energéticos que están soportando si queremos que estas continúen siendo viables y competitivas hasta que el precio de la electricidad no vuelva a niveles normales”, afirma Sesé.

Según se desprende de la información del Boletín de Coyuntura, el Índice de Precios Industriales (IPRI) en Canarias muestra un importante ascenso durante el tercer trimestre, registrando una tasa de variación interanual de la media trimestral del 39,6%, siendo muy inferior a la canaria (19%). Según el destino económico de los bienes el incremento del índice general fue motivado por la energía (77,5%), ya que el aumento del precio del resto de bienes fue muy inferior: 5,9% los bienes intermedios, 2,4% los bienes de equipo, 2,1% los bienes de consumo duradero y 0,3% los de consumo no duradero.

Para el presidente cameral, “todas las situaciones de dificultad y de adversidad que estamos viviendo también son una oportunidad para poner en valor y estimular la urgente necesidad de potenciar la diversificación energética, una fuente de crecimiento futuro no solo para la economía sino para el propio sector que nos hará menos vulnerables y más sostenibles”

Un mayor detalle de la información muestra que el aumento de la producción en el trimestre fue del 5,6%, superando el avance nacional que, para el mismo periodo, fue del 1,8% según se desprende del Índice de Producción Industrial (IPI) elaborado por el INE. Los principales responsables de esta mejora proceden del incremento anual de la producción de bienes de consumo duradero (241,5%), seguida de bienes de consumo no duradero (11,8%), energía (3,7%) y bienes intermedios (0,1%). Por el contrario, los bienes de equipo presentan una tasa de variación negativa del -4,6%.

Del mismo modo, en la última encuesta de confianza realizada en el mes de octubre las industrias pusieron de manifiesto una mejora en los resultados alcanzados en el periodo de julio a septiembre respecto al segundo trimestre. El 25% afirmó haber mejorado sus resultados entre ambos periodos, un 51% los mantuvo estable y el 24% obtuvo un resultado menos favorable.

Datos cualitativos que también se aprecian en otros indicadores como la creación de empresas o de puestos de trabajo. El número de Empresas Inscritas en la Seguridad Social que recoge la información relativa a las empresas con trabajadores dados de alta en el Régimen General muestra que en Canarias existían en el mes de septiembre un total de 2.874 empresas inscritas en actividades industriales. Esta cifra supone un incremento anual del 0,6%, 16 empresas más que en septiembre de 2020 motivado, principalmente, por el incremento de las industrias manufactureras (13), seguidas de las industrias de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3).

Por su parte, el promedio trimestral de afiliados a la Seguridad Social en el sector industrial aumenta un 1,3% respecto al mismo período del pasado año, registrando un total de 38.616 trabajadores a finales de septiembre, 516 más que en 2020, a la vez que el paro registrado en las oficinas de empleo, en su promedio trimestral cae un 10% al compararlo con el tercer trimestre de 2020, dejando la cifra en 8.106 desempleados en septiembre, 1.354 menos que un año antes (-14,3%).

Las previsiones para el cierre del año apuntan más a la estabilidad de la actividad pues el 57% de las industrias del archipiélago opina que mantendrá su actividad durante el periodo de octubre a diciembre respecto al trimestre estival, mientras que un 21% tiene previsiones de mejora y un 22% opina que los resultados podrían verse reducidos. Atendiendo tanto a los resultados alcanzados durante los meses de verano y a las previsiones para el cierre de año, la confianza del sector logra crecer en octubre a una tasa del 5,2%.