Para la entidad cameral esta es una medida “imprescindible” para no dañar el tejido económico de las islas durante la temporada alta, pero mantiene la llamada a la responsabilidad durante las fechas navideñas.  

 

Santa Cruz de Tenerife, 6 de diciembre de 2021. – La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife celebra la aprobación del uso del certificado COVID como medida de control de la pandemia por parte del TSJC. Esta medida, de implementación voluntaria para aquellos empresarios que deseen acogerse a ella, es una forma de frenar los contagios del virus minimizando el daño que se pueda ocasionar sobre el tejido empresarial canario, gravemente dañado desde la llegada de la pandemia.

Santiago Sesé, presidente de la Cámara de Comercio provincial, celebra la adopción de esta medida: “es una opción que hasta ahora no había sido posible aplicar, y permite compatibilizar la actividad de las empresas con la creación de espacios sanitariamente seguros sin que ello suponga un perjuicio para las empresas. Esto ha sido posible gracias a la alta tasa de vacunación que tenemos en Canarias, pero además esta medida puede servir de aliciente para que aquellas personas que hasta ahora no han querido acudir a vacunarse decidan hacerlo”.

Para Sesé esta medida se torna “imprescindible” dadas las fechas en las que nos encontramos: “no debemos olvidar que para Canarias el invierno es la temporada alta, y volver a sufrir un rebrote tan grave como el vivido el año pasado puede ser un varapalo del que muchas empresas podrían no recuperarse. Por eso, debemos compatibilizar el certificado COVID con el uso de mascarilla y gel hidroalcohólico para que las empresas no se vean obligadas a detener su actividad”.

“Sin embargo”, concluye Sesé, “no debemos olvidar que el certificado COVID es una herramienta más para controlar la pandemia, pero todavía corremos el riesgo de que se produzcan repuntes, especialmente de cara a la variante Ómicron del virus. Por eso, se torna necesario seguir haciendo un llamamiento a la responsabilidad a la sociedad para no caer en una sensación de falsa seguridad y seguir siendo cautelosos con el virus durante estas fechas navideñas”.

Un control necesario, pero que debe ser eficiente en puertos y aeropuertos

El presidente cameral también ha insistido en la necesidad de incrementar el personal en puertos y aeropuertos para, de este modo, realizar un control del certificado de vacunación que evite la formación de largas colas que generen un efecto negativo sobre los visitantes al Archipiélago.

“La ventaja que tenemos al ser territorio insular es que nos resulta muy sencillo controlar sanitariamente a aquellas personas que viajan a Canarias. Pero este control no puede ni debe ser una molestia para los pasajeros que acaban de llegar al Archipiélago, ya que no responde al turismo de calidad que nos centramos en ofrecer”, apunta Sesé.

Desde la entidad cameral se considera que este control debe ser “imprescindible, pero también ágil y eficiente, por lo que se debe dotar a puertos y aeropuertos de personal suficiente para evitar la formación de estas largas colas”.