El PIB generado por la economía canaria registró un crecimiento interanual del 3,1% en el cuarto trimestre de 2017, aumento igual al nacional.

 

Las perspectivas para el año 2018 continúan siendo favorables, aunque apuntan hacia una desaceleración en el ritmo de crecimiento que pudiera dejar este en el entorno del 2,7%, apreciándose algunos síntomas de agotamiento en algunos indicadores.

 

El sector servicios experimentó movimientos positivos en cifra de negocios y personal ocupado. El comercio canario lidera el crecimiento nacional en ventas y ocupación en 2017

 

Canarias cierra el año 2017 con una tasa de paro del 22%, 2,9% inferior a la de 2016. En diciembre la inflación se situaba en el 1,1%, la más baja del pasado año.

La economía canaria creció un 3,1% interanual en el cuarto trimestre de 2017, una tasa que se modera levemente respecto a los dos trimestres precedentes y que es igual al crecimiento medio experimentado por el conjunto del país. El cuarto año consecutivo de crecimiento, que situó el PIB corregido de efectos de estacionalidad y calendario del Archipiélago en el cuarto trimestre de 2017 en los 11.508,85 millones de euros, una cifra histórica que supera en un 7,3% el PIB alcanzado a finales de 2007.

El elevado ritmo de crecimiento también se tradujo en un balance positivo en términos de generación de puestos de trabajo que se acerca a los niveles de ocupación existentes a comienzos de la crisis, a pesar de lo cual no ha sido posible reducir, en la misma medida, el número de parados ni la tasa de paro (22%), debido al crecimiento de la población activa y a los déficits estructurales que arrastra el mercado de trabajo de las islas. Estos son los datos de síntesis que arroja el último Boletín de Coyuntura Económica de la economía canaria, correspondiente al IV trimestre del año 2017 y patrocinado por CaixaBank.

La continuidad del impulso económico y de la fase expansiva han permitido corregir algunos de los desequilibrios de la economía canaria, como los elevados niveles de endeudamiento de las familias, las empresas y las administraciones públicas, además de mejorar la competitividad. Un crecimiento mucho más equilibrado del que han participado el conjunto de sectores de la economía, incluso el que peor lo pasó durante la crisis, la construcción, cuyo crecimiento relativo anual fue el más elevado al cierre del cuarto trimestre de 2017 con una variación interanual del 1,6%, según se desprende el último informe de contabilidad trimestral elaborado por el Instituto Canario de Estadística.

Las perspectivas para el año 2018 continúan siendo favorables, aunque apuntan hacia una desaceleración en el ritmo de crecimiento que pudiera dejar este en el entorno del 2,7%, apreciándose algunos síntomas de agotamiento en algunos indicadores. En este sentido el presidente de la Cámara de Comercio apunta que “estamos obligados a buscar nuevos estímulos económicos que mantengan los ritmos de avance, aporten una mayor fortaleza a la economía, que aún acusa elementos de fragilidad que es necesario corregir cuanto antes, para estar preparados ante cualquier adversidad”.

La recuperación siguió apoyándose en una combinación de factores. Por un lado, el extraordinario crecimiento del sector turístico y la mejora del resto de sectores económicos, ya apuntada, que han aportado un mayor equilibrio a la recuperación, un aumento de la confianza empresarial y un crecimiento de la inversión. Del mismo modo el crecimiento del empleo, las favorables condiciones financieras y la recuperación progresiva de la confianza de los consumidores han estimulado el consumo, tal y como reflejan los incrementos en las ventas de los comercios minoristas o la matriculación de turismos

Un crecimiento que a juicio de Santiago Sesé, “a pesar de que comienza a ser más equilibrado, aún le queda camino por recorrer, no solo con un mayor incremento en la actividad de los sectores tradicionales, sino descubriendo y propiciando nuevos nichos de actividad en el marco de una economía más digitalizada, más conectada, menos dependiente de las energías fósiles y más formada, para conseguir con ello un desarrollo económico más competitivo y productivo, donde prime la sostenibilidad en todo el ámbito de la palabra”. “Tenemos que aprender de los errores del pasado y de las lecciones aprendidas durante la crisis”

 

En esta misma línea y atendiendo a los retos de futuro, el presidente cameral destaca que, “durante este año habrá aspectos que jugarán a favor de la recuperación, como los derivados de unas políticas públicas expansivas, aupadas por los importantes incrementos de presupuestos con los que van a contar nuestras administraciones públicas (sujetos, en parte, a la aprobación definitiva de los Presupuesto del Estado para 2018); pero también persistirán algunos riesgos como el aumento de la oferta de destinos turísticos competidores, el devenir que pueda tener para Canarias el Brexit, los déficits en infraestructuras o la inaplicación de unas buenas políticas de simplificación administrativa, una de las grandes reformas estructurales que aún tiene pendiente nuestro país”.

 

El crecimiento económico mantiene un buen tono en el último trimestre de 2017, aunque el aumento de la población activa impide que mejore la tasa de paro

 

DEMANDA

El cuarto trimestre de 2017 registra resultados positivos en el Índice de Comercio al por Menor (ICM) a precios constantes, un 2,9% mejor que el de 2016, especialmente por el aumento del mes de diciembre, que mejora en un 3,4% el índice de hace un año. De esta forma el año 2017 termina con un aumento medio anual de las ventas del 3,2%. A nivel nacional el promedio trimestral del ICM también repuntó anualmente (1,2%), 1,8 puntos inferior al canario. Asimismo, el total del año creció a una tasa inferior a la canaria (1,2%).

 

Durante los meses de octubre a diciembre el número de matriculaciones de turismos fue de 18.428, un 4,1% más que en el tercer trimestre y un 3,9% superiores a las del mismo período de 2016.

 

El transporte de mercancías por vía aérea registra en el último tramo del año un descenso anual del 1,6% en Canarias y un incremento del 15,6% a nivel nacional y las mercancías transportadas por mar fueron un 11,7% superiores a las del mismo período del año 2016 en Canarias y un 6,8% a nivel nacional.

 

Los indicadores referidos a la inversión empresarial mostraron una evolución positiva en el periodo de análisis. Entre los cuantitativos, destacó el avance anual con que cerraron el trimestre las matriculaciones de vehículos de carga (2,8%).

 

La cifra de empresas inscritas en la Seguridad Social se sitúa un 1,8% por encima de las existentes el mismo trimestre de 2016. Las sociedades mercantiles creadas aumentan en el trimestre un 3,3% respecto al año anterior, aunque el capital suscrito disminuye (-55,2%). Al mismo tiempo, cae el número de quiebras, registrándose un 35,5% menos de procedimientos concursales que hace un año.

 

Por lo que se refiere a la demanda externa, las exportaciones experimentan un incremento interanual del 14,7% en el cuarto trimestre y las importaciones descienden entre octubre y diciembre a una tasa anual del –2,6%.

 

El número de turistas extranjeros entrados en el Archipiélago durante el cuarto trimestre de 2017 asciende a 3.805.858, cifra que supone un incremento del 3,3% respecto al mismo trimestre de 2016. Este crecimiento anual es superior al registrado a nivel nacional, que se cifró en el 2,8%. En el conjunto de 2017 visitaron Canarias 14,2 millones de turistas, un 7,2% más que en el año anterior.

 

De forma paralela el gasto turístico total fue en el cuarto trimestre en Canarias un 8,2% superior al de hace un año y el total anual se cifra en 16.780

 

 

millones de euros en 2017, un 11,3% más que en 2016. Por lo que respecta al gasto medio diario por turista, se registra un aumento en el último trimestre del año del 6,3%, situándose en los 141€/persona/día en diciembre.

 

OFERTA

El Archipiélago registra en el cuarto trimestre del año un aumento de la producción industrial del 4%, según muestra la variación de la media trimestral respecto al mismo período de 2016 del Índice de Producción Industrial (IPI). El total del año 2017 registra, al igual que el año anterior, un aumento medio de la producción del 1%.

 

Este importante incremento trimestral tiene su origen en la subida de la producción de bienes de equipo (6,1%), bienes intermedios (5,5%), bienes de consumo no duradero (4,1%) y energía (3,5%). Los bienes de consumo duradero son los únicos que presentan una tasa de variación negativa (-2,6%).

 

La construcción mejora tanto en el ámbito privado como en el público. Los presupuestos de los contratos de obra de las distintas Administraciones Públicas licitados en el cuarto trimestre registran un incremento del 57,1% respecto al mismo período de 2016 y el total del año 2017 muestra una mejoría anual de la licitación oficial del 24,2%, con variaciones anuales al alza tanto en el apartado de edificación (25%) como en el de obra civil (23,7%).

 

La compraventa de viviendas registra en el año 2017 un aumento anual del 10,7%, debido tanto al incremento de la compraventa de viviendas usadas (12,2%), como de viviendas nuevas (5,1%). Una mayor dinámica en el mercado de la vivienda que también se ha visto favorecida por las condiciones financieras y que se aprecia en indicadores como el número de hipotecas sobre viviendas, que aumenta un 2,4% respecto a 2016, mientras que el importe de las mismas registra un crecimiento del 10,4%. Por su parte, el precio de la vivienda libre finaliza 2017 con un aumento del 3,9%, mientras que el de la vivienda protegida disminuye un 1,9% interanual.

 

El sector servicios en su conjunto experimentó movimientos positivos en el promedio trimestral anual de su cifra de negocios (5,5%), medio punto inferior a la registrada a nivel nacional. El personal ocupado por el mismo alcanzó en Canarias una variación anual positiva en el cuarto trimestre ligeramente superior a la nacional (2,7% y 2,5% respectivamente).

 

Los viajeros alojados en los hoteles canarios, contabilizados por el INE, aumentaron durante el último trimestre del año un 3,3% respecto a los de hace un año, avance causado tanto por los viajeros residentes en el extranjero (2,9%), como por los residentes en España (5,1%). El total anual del año 2017 muestra, por primera vez desde 2010, un incremento de

 

viajeros nacionales alojados (2,8%), manteniendo positiva la tasa de viajeros extranjeros (5%). La estancia media en el trimestre fue un 3,4% inferior a la del cuarto trimestre de 2016 y el número de pernoctaciones descendió un 0,2%. El índice de ocupación cae 2,4 puntos y se sitúa en el mes de diciembre en un 71,4%, por encima de la ocupación media nacional (46,9%).

 

El personal empleado en establecimientos hoteleros, contabilizado por el INE en su Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, registró un aumento interanual del 5,2% en el promedio del cuarto trimestre. Por otra parte, los afiliados a la seguridad social en la actividad de hostelería, que engloba alojamiento y restauración, crecieron un 3,8% en su media trimestral respecto al año anterior y también el paro registrado en hostelería continúa la tendencia de descenso y, en el cuarto trimestre, cae un 0,4% respecto al mismo período del año 2016, retroceso inferior al nacional (-2,9%).

 

MERCADO DE TRABAJO

El espectacular crecimiento del número de personas en búsqueda de un empleo en Canarias durante los últimos tres meses del año 2017 ha impedido que, a pesar de haber aumentado la ocupación, esta no haya sido suficiente para reducir el número de parados que aumentaron en 7.100 personas, haciendo crecer dos décimas la tasa de paro respecto al tercer trimestre de 2017.

 

Canarias siguió generando empleo y reduciendo su número de parados durante el año 2017, aminorando la tasa de paro un 2,9% durante el año hasta situarse en el 22% de la población activa, un 5,4% superior a la tasa media nacional.

 

El principal motivo por el que la tasa de desempleo no se ha reducido en mayor medida, a pesar del descenso en el número de parados, ha sido debido al incremento de la población activa, esto es, la población que puede y quiere trabajar. Una mayor presión de personas buscando un empleo en las islas que crecieron en 18.000 personas en el último año (1,6% de crecimiento frente al 0,1% nacional) hasta situar la cifra total de activos en 1.118.300 personas, un nivel no visto en la historia de Canarias.

 

El número total de ocupados en las islas se situaba a finales de 2017 en los 871.800 empleos, 45.500 más que un año antes, un nivel no visto desde el año 2007, mientras que los parados en los 246.400, 27.600 menos que los existentes a finales de 2016, el primer valor por debajo de los 250.000 desde diciembre el año 2008. Cifras que ratifican cuatro años consecutivos de recuperación del mercado de trabajo en las islas, en los que la ocupación ha crecido en 113.100 personas y los parados se han visto reducidos con 95.800 desempleados menos.

 

 

PRECIOS

Canarias iniciaba el pasado año con una inflación “disparada” al situarse en el 2,5%, el valor más elevado desde diciembre de 2012, principalmente, por el aumento de la electricidad y los carburantes. De esta manera, las islas rompían con tres inicios de año con un nivel de precios en negativo para volver a tasas de variación positivas. Tras el máximo alcanzado en enero de 2017, y tal y como se adelantaba desde distintas fuentes de análisis, los precios se fueron moderando hasta cerrar el ejercicio con una tasa de variación en Canarias del 1,1%, la más baja del año y el segundo cierre de ejercicio en positivo tras tres años de descensos en el nivel de precios, todo ello a pesar de la recuperación económica experimentada en el año.



Véase detalle del informe en la Web   http://estudios.camaratenerife.com/