menu

Control y gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques (BWMC) - 2019

Curso del Master Executive en Negocio Marítimo y Gestión Portuaria

  • Departamento: Formación

  • Horario:

  • Horas: 50

  • Fecha: 15 de octubre al 16 de diciembre de 2019

  • Lugar de celebración: ONLINE

  • Precio: 350 €

  • Descuento: No se aplica

  • Certificado: Se expide un diploma acreditativo a todas aquellas personas hayan seguido de forma activa el curso y superado la nota global mínima de 5.

  • Descargar más informacion

Objetivos

El objetivo del presente curso consiste en analizar las normas internacionales destinadas a prevenir, reducir al mínimo y, en último término, eliminar los riesgos para el medio ambiente, la salud de los seres humanos, los bienes y los recursos resultantes de la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos por medio del control y la gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques.

Las especies acuáticas invasivas representan una gran amenaza para los ecosistemas marinos, y se ha determinado que el transporte marítimo constituye una importante vía para la introducción de especies en nuevos entornos. El problema se agravó a medida que el volumen del comercio y el tráfico se fueron ampliando a lo largo de los últimos decenios, en particular con la introducción de los cascos de acero que permiten a los barcos usar agua como lastre en lugar de materiales sólidos. En muchas partes del mundo, los efectos de la introducción de nuevas especies han sido devastadores. Los datos cuantitativos indican que el índice de invasiones biológicas continúa aumentando a un ritmo alarmante. Habida cuenta de que el volumen de las mercancías que se transportan por mar continúa en general aumentando, es posible que el problema aún no haya alcanzado su punto máximo.  

No obstante, el Convenio internacional para el control y la gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques, adoptado en 2004, tiene por objeto evitar la propagación de organismos acuáticos perjudiciales de una región a otra, estableciendo normas y procedimientos para la gestión y el control del agua de lastre y los sedimentos de los buques.

En el marco del Convenio, todos los buques dedicados al transporte marítimo internacional deben llevar a cabo una gestión de su agua de lastre y sedimentos que se ajuste a una norma determinada, de conformidad con un plan de gestión del agua de lastre elaborado para cada buque. Además, todos los buques tendrán que llevar un libro registro del agua de lastre y un certificado internacional de gestión del agua de lastre. Las normas para la gestión del agua de lastre se irán introduciendo gradualmente durante un período de tiempo determinado. Como solución intermedia, los buques deberían cambiar el agua de lastre en alta mar. Sin embargo, a la postre, la mayoría de los barcos tendrán que instalar un sistema de tratamiento de agua de lastre a bordo.

A los fines de facilitar la implantación del Convenio, se han elaborado algunas directrices.

A partir del 8 de septiembre de 2017, una vez que el Convenio haya entrado en vigor, se exigirá que todos los buques apliquen un plan de gestión del agua de lastre y los sedimentos. Además, todos los buques tendrán que llevar a bordo un libro registro del agua de lastre y deberán aplicar procedimientos de gestión del agua de lastre de conformidad con una norma determinada. Se exigirá que los buques existentes hagan lo mismo, pero después de un periodo de introducción progresiva.              

Dirigido a

Profesionales de los sectores marítimo y portuario, operadores de buques y terminales, cargadores y receptores de mercancías, directivos de empresas, mandos intermedios, personal administrativo y estudiantes.

Programa

Los Módulos se estructuran en los siguientes contenidos:

        Familiarización con la plataforma:

001   El Convenio BWMC

002   Disposiciones generales

003   Prescripciones de gestión y control aplicables a los buques

004   Prescripciones especiales para ciertas zonas

005   Normas para la gestión del agua de lastre

006   Prescripciones sobre reconocimiento y certificación

007   Anexos

 

        Trabajo Fin de Curso

El Alumno/a deberá elaborar un documento en Word en el que, a modo de conclusiones, resuma y comente lo aprendido en el curso, comentando los vídeos, documentación y lecturas, aportando su juicio crítico y opinión sobre los mismos.

Profesores

Arturo Pastrana Fernández


Tutor:

Arturo PASTRANA FERNANDEZ
Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo
Piloto de la Marina Mercante
Master Universitario en Formación del Profesorado

Es el responsable de guiar y tutorizar a los participantes a lo largo del Curso.

 

 Los Tutores juegan un papel proactivo, siendo el motor de la acción y entre sus funciones destacan las siguientes: 
  • Responder a las dudas planteadas por los participantes en relación a los contenidos de estudio.
  • Proporcionar a cada participante un feedback personalizado a cada una de sus actividades, en un plazo aproximado de 24 a 48 horas para que los participantes puedan seguir avanzando en el proceso formativo.
  • Animar o provocar la participación del grupo, actuando como dinamizador del aprendizaje de los participantes.
  •  Evaluar el aprendizaje de los participantes.

Testimonios

Fabiana TAVARES, Ing. Marítimo, Tercer Oficial de Cubierta (Panamá): “La entrada en vigor del convenio de agua de lastre implica un alto costo operativo –aunque necesario- en cuanto al desarrollo e implementación de los equipos y sistemas relacionados”

 

Fabiana Tavares

 

Fabiana TAVARES   

Alumna del curso BWMC

Ingeniero Marítimo

Tercer Oficial de Cubierta

PANAMA

El convenio de agua de lastre es un convenio de vital importancia para la protección del medio marítimo y de las especies. Implica una serie de cambios en los sistemas de tratamiento de agua de lastre en los buques ya que el propósito de este convenio es suplantar el intercambio de agua de lastre por plantas de tratamiento y descargas a tierra para, así, evitar el daño a cualquier ecosistema marino por mínimo que sea.

Este convenio ha estado en discusión durante varios años, y su entrada en vigencia fue en septiembre del año 2017 y, a partir de esa fecha los buques deben suprimir o neutralizar los organismos acuáticos o patógenos antes de que el agua de lastre sea descargada en un nuevo lugar.

Es aplicable a los buques registrados en los estados contratantes del convenio que toman y utilizan lastre en viajes internacionales.

A partir de la entrada en vigencia de este convenio, los buques que estén realizando viajes internacionales deberán tener a bordo un plan de gestión del agua de lastre, libro de registro de agua de lastre y un certificado internacional de gestión de agua de lastre.

Donde los buques existentes deberán hacer intercambio de agua de lastre al menos a 200 millas náuticas con una profundidad mínima de 200 mts y los buques nuevos deberán contar con los medios para restringir la cantidad de organismos permitidos que se puedan descargar y limitar la descarga de microbios perjudiciales para la salud humana cumpliendo así con la norma D-2 que especifica los siguientes criterios:

  • menos de 10 organismos viables por metro cúbico cuyo tamaño mínimo sea igual o superior a 50 micras;
  • menos de 10 organismos viables por mililitro cuyo tamaño mínimo sea inferior a 50 micras e igual o superior a 10 micras;
  • menos de 1 unidad formadora de colonias (ufc) por 100 mililitros o menos de Vibrio cholerae toxicógeno;
  • menos de 250 ufc por 100 mililitros de Escherichia coli;
  • menos de 100 ufc por 100 mililitros de Enterococos intestinales.

Los estados gestores de puerto tienen la obligación de velar por el cumplimiento de este convenio, supervisando los buques que visitan sus instalaciones y garantizando el cumplimiento de este convenio, las instalaciones de los puertos deben poseer también instalaciones adecuadas para la recepción de sedimentos.

El convenio está dividido en 22 artículos y anexos y se estima que en un futuro a mediano plazo todos los buques cuenten con sistemas de tratamiento de agua de lastre y no sea necesaria la descarga al mar de agua de lastre que no sea tratada.

Existen ya diversas empresas que se han dedicado a desarrollar diversos sistemas de tratamiento de agua de lastre.

La entrada en vigor del convenio de agua de lastre implica un alto costo operativo –aunque necesario- en cuanto al desarrollo e implementación de los equipos y sistemas relacionados, siendo esencial desde el punto de vista de protección del medio ambiente y los ecosistemas marinos.

También implica la creación de un plan de entrenamiento de los oficiales a bordo de los buques, para que estén capacitados para cumplir con el plan de gestión de agua de lastre, el manejo de los equipos implementados y familiarizarse con los registros de agua de lastre y los nuevos procedimientos a seguir.

Las medidas y procedimientos sobre el muestreo/comprobaciones establecidas por las autoridades portuarias deberán tener como objetivo asegurar el menor coste posible para el buque/armador afectado y se deberían basar en una adecuada evaluación de riesgos sobre la condición del agua de lastre al ser embarcada, teniendo en cuenta el agua local y los posibles efectos biológicos y medioambientales de la descarga del agua de lastre.

El convenio de manejo de agua de lastre al ser algo novedoso para la industria marítima y poseer tantas variantes es un convenio que se mantendrá en constante revisión y evaluación, ya que al comenzar a hacer las inspecciones y evaluaciones de los buques que cumplan con las normas D1 y D2 se podrá ir corrigiendo y realizando enmiendas tomando como base los descubrimientos de dichas inspecciones.

 

----------------------------------------------------------------------------------------0-0-0-0-0-0-0--------------------------------------------------------------------------------------------------

Cristina POLANCO IGLESIAS, Marine & Cargo Surveyor (Torrelavega, España): “Con el curso … queda suficientemente firme y clara, la necesidad de control de los organismos que podemos transportar en el agua y sedimentos de los tanques de lastre”

 

Cristina Polanco

 

Cristina POLANCO IGLESIAS

Alumna del curso BWMC

Ing. Náutica y Transporte Marítimo

Comisario de Averías - Marine & Cargo Surveyor

POLARIS SURVEY

Torralavega, Cantabria -ESPAÑA

 

Como punto de partida, con el curso Control y gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques (BWMC), queda suficientemente firme y clara, la necesidad de control de los organismos que podemos transportar en el agua y sedimentos de los tanques de lastre. Ante esta necesidad, nace el convenio para regular su control.

Este convenio, como otros, choca de pleno con la situación actual, con una flota antigua, un mercado en el que el tiempo siempre apremia y con tripulaciones cada vez más reducidas. Por todo lo anterior, entiendo que el convenio es teóricamente bueno, pero en la práctica va a dejar mucho que desear.

Lo anteriormente dicho, se fundamenta en el mismo convenio, en el que se incide en el hecho que no demorar nunca al buque; entonces, ¿cómo se va a llevar a cabo un muestreo, que es la forma real de saber si se ha realizado?

En los métodos que se están realizando actualmente de cambio de agua de lastre o flujo continuo, queda claro por las apreciaciones del convenio, que el muestreo es imposible, ya que, el no poder usar los tubos de sonda, requiere la apertura del tanque de lastre, con el tiempo que esto conlleva por seguridad (ISM - entrada a espacio confinado) donde chocamos de nuevo con las demoras del barco.

La parte que creo que es la más efectiva, pero que requiere de muchos años e inversión, es la que se refiere a la instalación a bordo de un sistema de gestión del agua de lastre, donde el muestreo no conlleve ningún tiempo para su toma, y los registros sean automáticos, pero para que esto sea algo de uso general habrá que esperar años y nuevas tecnologías.

 

__________________________________________________0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-______________________________________________________

 

Luzday BORRERO CHACON, Ingeniero Marítimo y Tercer Oficial de Puente (Montevideo, URUGUAY): “No podemos pretender que el ecosistema se adapte a los procesos creados por el hombre”

 

 

 


Luzday BORRERO CHACON

                                                                                                                                             Ingeniero Marítimo (Operaciones)

                                                                                                                      Tercer Oficial de Puente -  Alumna del curso BWMC de la ENIC 

Depto. Operaciones - GOMISTAR 

Montevideo (URUGUAY)

 


La mar es sin duda un campo de potencia económica global del que pretendemos recibir beneficios económicos y naturales, otros simplemente la ven como una mina de oro con la oportunidad única de explotarla, pero para estos pensadores y creadores de dinero, deben de existir personas tras vestidores que hagan que las leyes y normas se cumplan para poder proteger y poseer los mares más limpios, citando el lema de la OMI.

El curso Control y gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques (BWMC), nos introduce en el correspondiente Convenio BWMC como marco jurídico, para vigilar los manejos del lastre en los buques en esa intrínseca relación Buque – Mar y viceversa.

Pero antes de continuar se aclara el termino  LASTRE  “Agua, con las materias en suspensión que contenga, cargada a bordo de un buque para controlar el asiento, la escora, el calado, la estabilidad y los esfuerzos del buque”.

 

La frase materiales en suspensión, causa  ruido debido a que son aguas, que no son puras, son aguas ricas en diferentes ecosistemas que se fusionan al recolectarse también en diversas partes de los mares del mundo, creando así numerosas vidas en esas aguas, lo que se considera que no son compatibles al mezclarlas con otras zonas o puertos donde el buque arribe o atraque, ya que los mismos realizan el procedimiento de  deslastrado de estas aguas de variable ecosistema creando como consecuencias la no compatibilidad de ecosistemas, causando daños a las especies que  habitan en dichos lugares, un ejemplo que podemos tomar Venezuela Lago de Maracaibo, “lemna” combinación de ecosistemas por el procedimiento de deslastrado de los buques en el lago, contaminación y mortandad de fauna marítima.

 

En el transcurrir de 14 años de conversaciones y negociaciones entre los estados miembros de la OMI, se adoptó, en Londres el 13 de febrero de 2004, el Convenio Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y Sedimentos de los Buques (Convenio BWM). En esa oportunidad el secretario general de la OMI, aseguró que este convenio representaría un importante paso hacia la protección del medio ambiente marino. Dicha convención exige que todos los buques deben implementar un Sistema de Tratamiento de las aguas de lastre, sustentando ese tratamiento con los registros correspondientes a bordo y que éste procedimiento se ejecute bajo un estándar y con plazos establecidos de acuerdo a los volúmenes de lastre que manejan los barcos. Efectivamente, no es llegar e instalar un sistema de tratamiento determinado, sino que los modelos o sistemas de tratamientos de ballast (aguas de lastre) están sujetos a procesos de verificación y certificación que ya están siendo establecidos por la OMI.

 

Recordemos que los sistemas de gestión se adaptan al tipo de buque así, no podemos pretender que el ecosistema se adapte a los procesos creados por el hombre. Cumplamos pues, con los objetivos racionales de conservación y mantenimiento de este medio en el que algunos aprendemos a vivir … la mar.

 

A los mares del mundo…

 



______________________________________________________

José Mª ROMERO MONTAÑES, Jefe de Máquinas de la Marina Mercante: “Las tecnologías involucradas en el Tratamiento de Aguas de Lastre han recibido un fuerte impulso en los últimos años, lo que se ha traducido en un constante incremento en el número de patentes obtenidas”

  

José Mª ROMERO MONTAÑES

Jefe de Máquinas de la Marina Mercante

Primer Oficial de Máquinas en TESUBCOM

Alumno del Curso BWMC de la ENIC

Chiclana, Cádiz (ESPAÑA)

 

En 2004 se adoptó el Convenio Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y Sedimentos de los Buques (BWM Convention), que entró en vigor el 8 de septiembre de 2017 y  que exige a todos los buques implementar un Plan de Gestión de Agua de Lastre y Sedimentos aprobado por la Administración Marítima de los Gobiernos.

Los traslados de grandes volúmenes de agua de mar de un lugar a otro, ha sido y es un problema que internacionalmente ha acaparado la atención de numerosos países y organismos como las Naciones Unidas, que a través de la Organización Marítima Internacional (OMI), dedica grandes esfuerzos a su control y mitigación de los efectos perjudiciales que estas causan u originan en el medio marino donde son vertidas. En el mundo actual, dominado por la globalización, las distancias se hacen cada vez más cortas y hay una cierta tendencia hacia la homogeneización que afecta también al ámbito biológico, con sus desastrosas consecuencias medioambientales.



Como fruto de lo anterior, las tecnologías involucradas en el Tratamiento de Aguas de Lastre han recibido un fuerte impulso en los últimos años, lo que se ha traducido en un constante incremento en el número de patentes obtenidas.

Como podemos ver, el nuevo Convenio pretende prevenir los efectos potencialmente devastadores originados por la propagación de dichos organismos acuáticos dañinos a través del agua de lastre y sedimentos de los Buques. La conservación del medio ambiente y biodiversidad en los océanos es un asunto de vital importancia. Por ello, el control y eliminación de especies extrañas debido a su transporte con el agua de lastre, lodos y sedimentos de los buques es de máxima prioridad así como la concienciación de aquellos que operan con dichos sistemas.

Todo esto y mucho más, lo hemos podido estudiar y analizar gracias al curso de Control y gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques (BWMC) de la ENIC, con sus videos y documentación cumplimentaría.



___________________________________________________________________________________


Natalia SUBERO SANCHEZ, Lic. en Comunicación Social (UASD) y Alumna del curso BWMC de la ENIC: “Me siento muy satisfecha con lo aprendido, lo cual me sirve para ampliar mis conocimientos como profesional”

 

Con el curso Control y gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques (BWMC), he podido adquirir un conocimiento más amplio de lo que es la gestión de agua lastre y los sedimentos de los Buques.

En varios períodos se han adoptado medidas para no perder de vista la prevención reducción al mínimo de los riesgos de introducción de organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos por los buques, siendo éste un asunto de suma importancia y gran interés mundial.

Toda las Partes deberían garantizar que las prácticas de gestión del agua de lastre deben ser observadas para cumplir el correspondiente Convenio y no causar mayores daños al medio ambiente, la salud de los seres humanos, los bienes o los recursos, propios o de otros Estados.
 
Sabemos que el problema de las especies invasivas en el agua de lastre de los buques se debe en gran medida a la expansión del comercio y el volumen del tráfico en las últimas décadas y, dado que el volumen de mercancías que se transportan por mar sigue aumentando, es posible que el problema no haya llegado aún a su momento más grave, es por ese motivo que cada día se presta más atención a estas materias.

Me siento muy satisfecha con lo aprendido, lo cual me sirve para ampliar mis conocimientos como profesiona




 

Reserva ya tu plaza



Métodos de pago


La Cámara de Comercio y el Cabildo de Tenerife continúan apostando por la transformación digital de las empresas

23/09/2019

Hacer que la tecnología forme parte de los objetivos de la empresa y se incorpore en sus procesos de gestión fomentando la innovación empresarial

Graduación de los alumnos de la Escuela Canaria de Negocios en colaboración con la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife

02/08/2019

Los días 12 y 13 de julio, sesenta y siete alumnos se graduaron en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife en el programa de doble titulación: Máster Executive en Administración y Dirección de Empresas (MBA) con la especialización en Dirección de Marketing y Gestión Comercial y la de Finanzas y Gestión Empresarial.

La colaboración ente la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y la Escuela Canaria de Negocios fruto del convenio de colaboración firmado entre ambas entidades ha sido muy fructífero y ha permitido conceder una serie de becas entre los asociados de la Cámara.

Ya está abierto el proceso de matriculación del nuevo curso que dará comienzo en octubre en Santa Cruz de Tenerife y en noviembre en Las Palmas de Gran Canaria (más información en: www.ecnegocios.com )

La Cámara de Comercio valora el descenso del paro, pero advierte de una desaceleración en el ritmo de caída que obliga a buscar nuevos estímulos

02/07/2019

La cifra de paro registrado en Canarias desciende en el mes de junio en 3.358 personas y en 5.911 respecto a la cifra de hace un año. La cifra total alcanza los 202.683 desempleados. La tendencia anual apunta una desaceleración en el ritmo de descenso de paro por lo que desde la institución cameral se insta a continuar estimulando la economía, tanto desde el lado de la demanda como de la oferta, si se quiere continuar mejorando las cifras del mercado laboral de las islas”.

Suscríbete a la newsletter de Formación

Reciba en su email nuestra oferta formativa de forma periódica