La economía de la Isla confirma su crecimiento en el segundo trimestre de 2017


El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destaca, entre otros aspectos, el crecimiento del sector de la construcción y el sector servicios

 

Los datos se desprenden del Boletín de Coyuntura Económica elaborado por la Corporación insular, en colaboración con la Cámara de Comercio de Santa Cruz

La economía de Tenerife ha mantenido su crecimiento durante el segundo trimestre de 2017 respecto a los primeros meses del año, un comportamiento positivo teniendo en cuenta el descenso de la actividad turística en esas fechas en comparación con la temporada alta de invierno. Esta es la valoración que se desprende del Boletín de Coyuntura Económica, elaborado por el Cabildo en colaboración con la Cámara de Comercio de Santa Cruz. Entre los principales factores que contribuyen al crecimiento de los sectores económicos desde la segunda mitad de 2013, como en el caso de la construcción (un 6,1 por ciento) y en las actividades de servicios de mercado, con 510 negocios en el último año.


El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, señala que esta consolidación de nuestra economía se ha visto reflejada en un crecimiento en la inversión y en una mejoría del empleo, que ha favorecido una reducción del desempleo. "Los datos corroboran la buena marcha de la economía insular y ofrecen esperanza para continuar trabajando en el Cabildo a través de las políticas de empleo ya emprendidas, entre  las que destaca el Plan de Acción por el Empleo de Tenerife con el que se dota económicamente a las empresas para que generen empleo".


El crecimiento en la inversión y la mejoría del empleo queda de manifiesto con los datos de afiliación a la Seguridad Social, con un crecimiento anual del 5,5 por ciento y 16.608 afiliados más que hace un año o la evolución de la Encuesta de Población Activa, la cual arrojó, al finalizar el segundo trimestre, un aumento anual de los ocupados en 8.060 personas y un descenso de 28.230 en el número de parados. Más empleos y menos parados, que han permitido reducir la tasa de paro de Tenerife un 1,94 por ciento en los últimos tres meses y un 5,02 por ciento en el último año hasta situarla en el 21,8 por ciento de la población activa, dos puntos y medio por debajo de la tasa de paro canaria (24,3 por ciento) y un nivel similar al que registraba la isla a finales del año 2008.


El mandatario insular señaló que las políticas de empleo se verán respaldadas este año por una inversión de 11 millones de euros facilitando con ello más iniciativas que permitan el acceso a un puesto de trabajo a los miles de tinerfeños que aún se encuentran en una situación de desempleo, con especial énfasis en las personas con más dificultades para encontrar un empleo y que en estos momentos forman parte de nuestro desempleo estructural.


El Cabildo destinará además dos millones de euros para subvenciones en el marco del Plan de Acción por el Empleo de Tenerife, con el que se dotará económicamente a las empresas que generen puestos de trabajo de calidad para personas en paro y se continuará con el fomento de la contratación en el sector de la construcción, el más castigo por la crisis, con un proyecto dotado con casi tres millones de euros destinado a rehabilitar espacios urbanos.


Entre los indicadores que resalta el Boletín de Coyuntura Económica se encuentra el mantenimiento del consumo, que se ha sostenido en los meses de primavera. El documento también refleja que al cierre del segundo trimestre del año existían en la Isla un total de 26.956 empresas con algún trabajador a su cargo, 697 más que las existentes un año antes (2,7 por ciento), gracias al crecimiento anual en todas las ramas de actividad.


Respecto al sector agrícola, el mes de junio arrojaba un total de 1.882 desempleados del sector primario inscritos en las oficinas de empleo, 310 menos que un año antes. Respecto a la actividad industrial y la energía, cabe destacar que el número de empresas industriales no ha parado de crecer desde el primer trimestre de 2014 alcanzando el pasado mes de junio la cifra de 1.301 empresas con algún trabajador a su cargo. La cifra total de empleos registrados en este sector en junio era de 15.849,276 más que los existentes en el mes de marzo y 922 por encima de los registrados en junio de 2016.


La construcción registró en junio un total de 20.255 empleos, el primer valor por encima de los 20.000 empleos desde el segundo trimestre de 2011. El empleo creció a una tasa del 10 por ciento trimestral y del 13,4 por ciento anual, superando las cifras de crecimiento regional que para los mismos periodos fueron del 8,9 por ciento y 10,5 por ciento, respectivamente.


Respecto al sector servicios, junio finaliza con 69.495 parados, el primer valor por debajo de los 70.000 desde enero de 2011. La información más reciente relativa a la rama de los servicios de mercado apunta a un ritmo de expansión de la actividad de este sector en el segundo trimestre similar al observado en el periodo de enero a marzo.


Cabe destacar en el comercio, que el número de parados se sitúa por debajo de los 17.000 por primera vez desde el cuatro trimestre de 2009, alcanzando en junio la cifra de 16.291 parados registrados, 1.519 menos que un año antes (-8,5 por ciento). El número de parados en el sector de transportes no ha parado de descender desde el segundo trimestre de 2013.


El turismo también ha tenido un buen comportamiento. Las cifras de visitantes extranjeros y nacionales en el segundo semestre de 2017 han sido superiores a las cifras de hace un año con un incremento de 122.696 turistas extranjeros y 37.867 turistas nacionales. Esto ha influido positivamente en el empleo, con 318 desempleados menos y 3.350 empleos más en hostelería que hace un año.